En imágenes: acompañamos a Fondo Oaxaqueño y Subway en la conservación de tortugas

A través de educación y concientización, todos podemos hacer la diferencia.

Desde hace varias décadas ya, decenas de organizaciones se han concentrado en promover desde diferentes ángulos la responsabilidad ecológica y el cuidado de la biodiversidad. Sin embargo, al día de hoy nuestro planeta se encuentra en un estado crítico, por lo que es necesario que cada uno de nosotros aporte de alguna u otra manera al cuidado de la vida animal y vegetal que nos rodea.

Este año, Subway ha anunciado que para 2020 planea reducir en un 50% su generación de consumo de popotes y tapas plásticas de un solo uso a nivel América Latina. Sin embargo, como lo indica Jesús Rodríguez, Head of Public Relations & Corporate Social Responsibility Latin America at Subway, no es suficiente tomar acciones al interior de la empresa y se vuelve clave tener aliados externos para generar un impacto superior.

Publicité

Es por esto que, a partir de este año, la compañía de emparedados se sumó al Fondo oaxaqueño para la conservación de la naturaleza, para apoyar la conservación de las tortugas marinas en Oaxaca. Desde 2004, el fondo trabaja con escuelas locales para generar conciencia entre los más pequeños sobre la importancia de cuidar a las tortugas marinas que llegan a las costas oaxaqueñas, que son principalmente tres: prieta, laúd y golfina.

En Oaxaca el consumo de huevos y carne de tortuga forma parte de la cultura local. Sin embargo, dentro del contexto de desequilibrio natural local, es necesario cambiar los hábitos alimenticios de los locales para proteger a las tortugas marinas. Mientras más arraigadas estén las costumbres, más difícil se vuelve cambiarlas, es por esto que Fondo oaxaqueño para la conservación de la naturaleza trabaja con los más pequeños, donde aún están a tiempo de formar sus ideas a través de proyectos educacionales proteccionistas.

Publicité

Liderado por Francisco Rincón-Gallardo, director del fondo, y Arely Penguily, bióloga, el Fondo oaxaqueño para la conservación de la naturaleza ha logrado hacer crecer su impacto en comunidades oaxaqueñas así como aumentar el desarrollo de campamentos tortugueros comunitarios que apoyen la conservación de las especies locales. Quienes monitorean los tortugueros y hacen guardias por las noches para evitar que cazadores roben huevos de los nidos naturales trabajan únicamente como voluntarios. Esto demuestra la gran pasión de quienes dedican sus días a la conservación.

Una de las formas en que los voluntarios hacen dinero, es a partir de la liberación de tortugas. Todos los días nacen pequeñas tortugas dentro de los tortugueros, que necesitan ser liberadas sobre la playa para que emprendan su vida en el mar. Los donativos son de 100 pesos. Además de vivir una experiencia inolvidable, puedes estar seguro de que se tomarán todas las precauciones para garantizar el bienestar de los animales.

Publicité

Por otro lado, tuvimos también la oportunidad de crear popotes de bambú, para eliminar los de plástico, y participar en la creación de jaulas para los tortugueros. Asímismo, pasamos la mañana recogiendo basura en la playa, para dejar el terreno libre para las tortugas que llegan a desovar. Definitivamente pudimos constatar que se requiere de mucho trabajo así como de un equipo comprometido con la causa.

Publicité

 

By Ximena Cassab, published on 30/09/2019

Copié

Pour vous :