Científicos desean mapear las corrientes de desechos plásticos en los mares

Se trata de un proyecto a cinco años (2017-2022) financiado por la Unión Europea. Su nombre, TOPIOS, es el acrónimo de  "Tracking of Plastic in Our Seas" (Trazado de plásticos en nuestros mares). Su objetivo es modelar en 3D el trayecto de los desechos plásticos una vez que salen de los continentes.

Varios estudios realizados dentro de la comunidad científica han constatado que el 99% de los desechos plásticos no son rastreables. Una vez que estos desaparecen de la superficie, llegan a distintos niveles de profundidad del océano, contaminando y envenenado ecosistemas vivos enteros. Por ende TOPIOS busca ser pionero en la creación de modelos capaces de simular la fragmentación de los plásticos, su trayectoria al hundirse, su interacción con las olas y las corrientes de agua y su ingesta por la fauna marina.

Presencia de plásticos a diferentes profundidades con varios signos de interrogación © Topios

Para lograr esta meta, será necesario recabar datos. Muchísimos datos. Los científicos planean partir de la base de conocimiento con la que ya se cuenta gracias a la hidrodinámica de los océanos. Sin embargo, también habrá que recurrir a varios experimentos para recrear y observar la energía y flujo de las olas. Esto se realizará en uno de los laboratorios de la Universidad de Plymouth en el Reino Unido.

Los primeros resultados de la investigación ya han sido publicados. En 2017, por ejemplo, ocho investigadores demostraron que las corrientes anticiclónicas en la zona subtropical del Atlántico norte favorecen la acumulación de microplásticos. En los próximos años, este mapeo buscará terminar de armar el rompecabezas región por región para poder tomar establecer un plan de acción.

Artículo traducido por Gabriela Enríquez

Sigue leyendo -> En Guerrero han prohibido el uso de popotes y bolsas de plástico