Australia plantará mil millones de árboles para combatir el calentamiento global

(© franckreporter pour Getty Images)

El pasado 16 de febrero, el Primer Ministro australiano, Scott Morrison, anunció su intención de plantar mil millones de árboles de aquí a 2050. Para ello, se utilizarán cuatro centros de reforestación pilotos ubicados en el norte de Tasmania, Nueva Gales del Sur, Australia Occidental y la frontera entre Australia del Sur y Victoria. Posteriormente, se sumarán otros cinco centros.

Los árboles: "Nuestra arma más poderosa contra el cambio climático"

La noticia llegó tras la publicación de un artículo de The Independent que compartía los resultados de un estudio dirigido por el ambientalista Dr. Thomas Crowther. Éstos sostenían que la reforestación podría ser nuestra arma más poderosa contra el cambio climático y nuestra mejor esperanza para salvar la biodiversidad del planeta. Si bien debemos saber que la restauración absoluta de todos los sitios deforestados es una meta poco realista, plantar mil millones de árboles podría limpiar el equivalente a 10 años de emisiones antropogénicas. 

Promoción del medio ambiente y la economía

Aunque esta iniciativa de reforestación tiene un objetivo principalmente económico, hay que destacar que también le permitiría a Australia alcanzar las metas establecidas en el Acuerdo de París de 2015. El gobierno australiano se comprometió a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 26%; sin embargo, hasta ahora, no ha implementado ninguna medida para lograr este objetivo. La plantación de mil millones de árboles podría reducir 18 millones de toneladas de gases de efecto invernadero anuales de aquí a 2030.

46% menos árboles desde el inicio de la civilización humana

Es probable que la idea de plantar mil millones de árboles pueda parecer difícil de lograr; no obstante, el estudio de Thomas Crowther pone esta cifra en perspectiva. De acuerdo con el artículo, habría todavía suficiente espacio para plantar otro billón (10¹²) de árboles en distintos lugares del planeta. Estos lugares no deberían desaprovecharse, particularmente si consideramos que el número de árboles en la Tierra ha disminuido en un 46% desde el inicio de la civilización.

Australia no es el primer país en recurrir a la reforestación. Bután, por ejemplo, absorbe tres veces más Co2 del que produce gracias a que los bosques ocupan el 72% de su territorio. En 2016, este país plantó otros 108,000 árboles. Igualmente, en un lapso de tan solo cinco años, Pakistán plantará 10 mil millones de árboles para restaurar sus bosques y combatir el cambio climático.

Artículo traducido por Gabriela Enríquez

Sigue leyendo -> La ola de calor en Australia está acabando con miles de animales