Luchar contra el desperdicio y disminuir el consumo de carne: La vía para asegurar la alimentación en 2050

 

(© Picture by Richard Levine/Corbis via Getty Images)

Para poder asumir el reto de alimentar a diez mil millones de personas en 2050, la humanidad deberá luchar contra el desperdicio, reducir su consumo de carne y aumentar la productividad de los campos; todo esto, al mismo tiempo que emite menos gases de efecto invernadero, como revela un estudio realizado por el World Resources Institute (WRI), en colaboración con el Banco Global, la ONU y dos institutos de investigación franceses, el Cirad e Inra.

Publicado este 5 de diciembre, el informe concluye que no existe una cura milagrosa que vaya a permitir alimentar a la población mundial en 30 años sin agravar la pobreza y los daños al planeta. De acuerdo con el WRI, la demanda global de alimento aumentará 50% de aquí al 2050, mientras que la demanda de productos de origen animal (carne, lácteos y huevos) aumentará casi 70%.

Para enfrentar esta situación, los autores sugieren una lista de medidas a implementar cuanto antes para permitirle a la humanidad alimentar a la población global de manera sostenible.

Aumentar la producción de pescado

La primera recomendación es reducir la demanda limitando el desperdicio de comida, pero también consumiendo menos carne y destinando los cultivos a la alimentación de humanos y animales, no a los biocombustibles.

Al mismo tiempo, la productividad en los cultivos y la ganadería deberá alcanzar niveles históricos, pero utilizando la misma superficie de suelo, pues la deforestación tiene que parar. Por su parte, las tierras degradadas deben ser rehabilitadas.

Finalmente, el instituto sugiere aumentar la producción de pescado mejorando las técnicas de acuicultura y el sistema de pesca salvaje. También será necesario hacer uso de las tecnologías emergentes y prácticas de agricultura innovadoras para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en este sector.

Artículo traducido por Gabriela Enríquez

Sigue leyendo -> La trufa, otro de los alimentos amenazados por el cambio climático