La trufa, otro de los alimentos amenazados por el cambio climático

 

© Patrick Piel/Gamma-Rapho/Getty Images

Ahora que comienza la temporada de las trufas (con un poco de retraso a causa de las condiciones climáticos), llega una noticia que podría desanimar a los amantes del "diamante negro". Luego de un profundo estudio en la Universidad de Stirling en Escocia, los investigadores participantes han llegado a la conclusión de que la lucrativa industria de la trufa podría desaparecer de aquí a 2100... si no es que antes.

Al igual que en el caso del cacao, la causa es el cambio climático, que ha aumentado las temperaturas en los países en donde crece este hongo, es decir, Italia, Francia y España. Esto, aunado a los incendios forestales, las epidemias y las ondas de calor, podrían acabar con el producto en muy poco tiempo.

"Los resultados indican que se requieren nuevas iniciativas de conservación para ayudar a esta importante y emblemática especie. Una de las acciones podría ser la expansión de la cultura de la trufa en nuevos territorios en donde el clima futuro sea más favorable" explica le investigador Paul Thomas.

Justamente el año pasado, la misma universidad anunció que Escocia había logrado consolidar una cultura en torno a la trufa, con lo que posiblemente, este país podría ser uno de esos nuevos territorios en cuestión. Aunque mejor que el desplazamiento a otras tierras, sería mejor tomar medidas contundentes que frenen el daño que estamos provocando en todo el planeta.

Artículo traducido por Gabriela Enríquez

Sigue leyendo -> Un nuevo estudio ha clasificado los 467 peligros que enfrenta la humanidad a causa del cambio climático