Casas de bajo costo impresas en 3D, una alternativa que llegará pronto a Latinoamérica

La casa en 3D impresa por Icon en 2018. (© Icon)

El mercado de las casas impresas en 3D es muy nuevo. En marzo de 2018, es decir, hace apenas un año, la impresora Vulcan, desarrollada en Texas por la start-up Icon, creó su primera casa de bajo costo (menos de 4000 dólares, según la compañía) en tan solo 24 horas. Cabe destacar que la impresora se encarga únicamente de la estructura, los muros y los pisos. El resto de las casas se construye "a la antigüita", pero a mayor velocidad.

En papel, estas casas muestran varias ventajas más allá del precio y la velocidad de construcción: buen aislamiento térmico, cero desperdicio en la fabricación, amplia selección de diseños arquitectónicos y mejor capacidad. Además, aunque este tipo de construcción requiere menos mano de obra, permite a los involucrados estar mejor capacitados. Por todo esto, Icon sostiene que sus casas impresas en 3D revolucionarán el acceso a la vivienda en áreas pobres, aisladas o dañadas.

De hecho, Fast Company ha compartido que la primera comunidad de estas casas 3D se ubicará en Latinoamérica. En este momento, el lugar ha permanecido en secreto para no generar revuelo y no alterar el proyecto. Lo que se sabe es que Icon se ha asociado con la ONG New Story, que se ha dedicado a construir casas en lugares que lo necesitan con urgencia, particularmente en distintas regiones de El Salvador, Haití, Bolivia y México.

Las casas estarán destinadas a personas que ganen menos de 200 dólares al mes que puedan adquirir préstamos a tasa 0. El dinero recaudado por la ONG será redistribuido a la comunidad. Si bien todavía nadie ha tenido acceso a los planos arquitectónicos, el desarrollo estará en manos de una agencia de diseño llamada Fuseproject, que tiene una página de internet y proyectos muy atractivos.

Artículo traducido por Gabriela Enríquez

Sigue leyendo -> Un artista plantará 200 árboles en un estadio de fútbol para crear conciencia ambiental