featuredImage

Acuerdo de París: hasta el momento ningún país de la Unión Europea ha respetado los acuerdos climáticos

 

(© FlickrCC)

La COP21 parece haber quedado atrás desde hace un buen tiempo. El pasado 29 de octubre, el diario francés Le Figaro, publicó un estudio del World Resources Institute, en colaboración con diversas instituciones británicas como el Grantham Research Institute y el Center for Climate Change Economics and Policy y la London School of Economics, el cual revelaba que de los 197 países que firmaron el Acuerdo de París sobre el Clima, sólo 16 han comenzado a adoptar las medidas a las que los comprometía el documento. Ninguno de la Unión Europea.

Como recordatorio, el Acuerdo de París sobre el Clima, se firmó con gran pompa en diciembre de 2015 y entró en vigor el año siguiente. Su objetivo: reducir el avance del cambio climático mundial en 2 °C de aquí al final del siglo. De los 197 países que firmaron el documento, 157 anunciaron que tomarían medidas concretas para reducir sus desechos de dióxido de carbono y limitar sus emisiones de gas. Sin embargo, parece que no mantuvieron su palabra. 

Tres años después, sólo 58 países tomaron medidas legislativas para evitar las emisiones de carbono de aquí al 2030 y 16 de ellos tomaron medidas coherentes con las promesas de la COP21. Felicitemos a Algeria, Canadá, Costa Rica, Etiopía, Guatemala, Indonesia, Japón, Macedonia, Malasia, Montenegro, Noruega, Papúa Nueva Guinea, Perú, Samoa, Singapur y Tonga. A los demás... nada. 

Un acuerdo no obligatorio, promesas que no comprometen a nada

Como podrás haber notado en la lista, exceptuando algunos casos contados, los Acuerdos de París han sido respetados por los países que menos contribuyen a las emisiones mundiales de carbono. El estudio demuestra que 157 países de los que firmaron el acuerdo general generan el 95% de la contaminación atmosférica mundial. La buena noticia es que 140 países han comenzado a hacer tímidas legislaciones en los sectores de energía y transporte con lo que se hacen cambios lentamente. Sin embargo, parece ser que muchos gobiernos continúan sin tomarse en serio el cambio climático. 

Para entender cómo funcionó el acuerdo: de los 197 países que firmaron, 157 entregaron un plan específico de contribución al acuerdo, en el que anunciaban sus objetivos climáticos y las medidas que llevarían a cabo. El problema es que el acuerdo de París no es coercitivo y estos documentos entregados no tienen ningún valor jurídico o legal que obligue a los países a cumplirlos. En pocas palabras, los países firmaron de forma voluntaria, sin embargo, no son obligados legalmente a guardar su palabra.

A nivel político las cosas funcionan así: más del 60% de las leyes y políticas climáticas tienen como objetivo el 2020 mientras que la mayoría de las NDC contemplan resultados para el 2030. Sólo 14 países respetan este ultimatum mientras que otros países de la Unión Europea se ponen plazos mucho más largos (Francia para 2050, por ejemplo). Los expertos recuerdan que incluso hay casos como Bruselas que presentan objetivos de reducción de emisiones pero sin especificar las medidas que los llevarán a estos resultados. Una política demasiado "laxa", según el reporte. Sabemos que los países están movilizándose para hacer cambios, sin embargo, se trata de medidas de bajo alcance o a muy largo plazo...

Artículo traducido por Ileana Muñoz

Seguir leyendo -> Dolce & Gabbana se lanza al mundo de la pasta

By Thibault Prévost, published on 06/11/2018

Copié