La impresionante imagen de un iceberg que se desprende de un glaciar en la Antártida

 

"B-46 es un pedazo grande que se desprendió de la barrera de hielo de la Isla Pine. El iceberg está rompiéndose en varias secciones produciendo icebergs independientes." (© Thomas Prior/National Geographic)

El glaciar de la Isla Pine, situado al oeste de la Antártida, es uno de los glaciares que se derriten con mayor rapidez en todo el continente. A finales de octubre de 2018, un equipo de la revista National Geographic, instalado en un avión que sobrevolaba el glaciar a 450 metros de altura, fue testigo del desprendimiento de un inmenso bloque de hielo.

Al crear un abismo de cañones nevados, la formación de este nuevo iceberg atrajo a científicos y fotógrafos de la Nasa, quienes captaron increíbles imágenes para National Geographic. Las fotografías casi nos dejan escuchar el crujido del hielo y el sonido de nuestros propios pasos sobre el glaciar. Desde lo alto, parece extenderse hasta el infinito. 

Deslumbrados por lo que sucedía frente a sus ojos, los científicos no lograron determinar el tamaño del bloque de hielo desprendido: "Es muy difícil medir el tamaño de lo que vimos. Pero es simplemente increíble. Espectacular"señaló una de las investigadoras a National Geographic, directamente desde el avión. Los primeros datos estiman que es de cinco veces el tamaño de Manhattan (183 km2) y algunos sitios anuncian que la superficie es de 700 km2, casi siete veces el tamaño de París.

Imágenes hermosas pero preocupantes

En septiembre, los científicos notaron por primera vez una importante fisura en el glaciar de la Isla Pine -que seguramente ya llevaba un buen rato ahí pero había pasado desapercibido debido al invierno. National Geographic señala que dicha isla está en constante observación ya que se trata de uno de los glaciares más activos del mundo: "El derretimiento del glaciar debido al calor del agua marina que pasa por él provocado por los vientos y corrientes de la región, juega un papel muy importante en el aumento del nivel del mar a nivel mundial." 

B-46 – el primer nombre de este nuevo iceberg – no es el más grande que se ha desprendido de la Isla Pine hasta ahora. En los últimos años se le han desprendido bloques más importantes. Lo que es diferente en esta ocasión es la rapidez con la que sucedió en este caso, así como la proximidad de este evento con el último desprendimiento. 

"A principios de la década de los 2000, el glaciar de la Isla Pine desprendía icebergs cada seis años. Sin embargo, en los últimos cinco años, ha sucedido en cuatro ocasiones. Desde los años 70, el borde del glaciar se ha recorrido aproximadamente 16 kilómetros." 

Aunque los investigadores subrayan que la relación entre el agrietamiento y el cambio climático está por verse -porque la relación de causa y efecto no siempre es tan evidente-, la recurrencia de este tipo de eventos sí preocupa a los científicos.

En efecto, entre más caliente esté el ambiente, más se derrite el glaciar causando una alza en el nivel del mar y problemas para la navegación así como para algunos países como Bangladesh, en donde el nivel del mar empieza a ganarle a la tierra. En los últimos años, el mar de Amundsen, situado en el océano Austral, se calentó aproximadamente 1 grado Celsius.

Según National Geographic, el iceberg ya se encuentra muy agrietado. Esto indica que B-46 continuará dividiéndose en varios pedazos, susceptibles de fundirse. Las fotografías tomadas por la Nasa son impresionantes tanto por su belleza como por el peligro que implican.

Artículo traducido por Ileana Muñoz

Seguir leyendo -> Con solo 6 años quiere vender todos sus juguetes para ir al Superclásico