Este artista utiliza su cuerpo como pincel para crear frescos monumentales

© Tony Orrico

Tony Orrico, un artista conceptual estadounidense que anteriormente fue también bailarín, utiliza su cuerpo como si éste fuera un lápiz o un pincel. En la línea entre el performance y el dibujo, el artista crea frescos de gran formato en hojas de papel que coloca en el piso y, posteriormente, exhibe en galerías.

Orrico privilegia las formas circulares en su trabajo y juega con su cuerpo y sus movimientos como si fuera un compás humano. Si bien el resultado final se ve bastante ordenado, los círculos siguen siendo caóticos en su origen, como las formas humanas imperfectas. Para lograr estos dibujos, el artista requiere hasta siete horas de trabajo, como comparte el sitio iGnant.

En su serie Penwald Drawings, hecha con grafito, Tony Orrico alternó entre utilizar su cuerpo completo o solo las muñecas y las manos, todo en una coreografía predefinida que resulta hipnotizante. "Pongo toda mi atención en la sensibilidad de mi cuerpo desde un punto de vista receptivo [...] donde el proceso no es objetivo, es una continuación de un viaje y una respuesta a un estímulo", comparte el artista, que literalmente es uno con su trabajo.

© Tony Orrico

© Tony Orrico

© Tony Orrico

Artículo traducido por Gabriela Enríquez

Sigue leyendo -> Esta instalación recrea las tumultuosas corrientes marinas de Tokio

Rédactrice en chef de Cheese et ex-Sorbonnarde, on ne m’a pas demandé si j’aimais le fromage avant d’arriver ici. Mais j'aime bien le fromage, donc tout va bien.