Esta cuenta de Instagram revela las dificultades de ser fotógrafo profesional

 

© Sami Boudjelti/Unsplash

Si bien la idea de ser fotógrafo hace soñar a muchas personas, la realidad de la profesión puede llegar a ser mucho menos glamurosa de lo que parece. Lejos de las sesiones de fotos y los impresionantes escenarios, existen también las dudas, la competencia y la dificultad para ganar visibilidad y renombre. Para ser exitosos, algunos fotógrafos se sienten obligados a mentir, omitir que tienen otro trabajo que les des de comer, inventar que viven en cierta ciudad o que tienen muchos clientes.

La cuenta de Instagram Industry Confessionals invita a los fotógrafos a "confesar" sus pensamientos, observaciones y pequeños secretos sobre la profesión. A través de sus testimonios, descubrimos una realidad distinta a la vida de ensueño que a veces idealizamos e imaginamos: desvalorización de la profesión, dificultades para cobrar, sesiones horribles o falta de proyectos. Aquí las confesiones de varios fotógrafos:

"En verdad me da dolor que mis amigos me pidan fotografiar sus bodas".

"Cuando tus a"amigos" te pagan menos que tus clientes regulares. Eres mi amigo, apoya mi negocio".

"Cuando digo que soy fotógrafo, el 90% de las personajes me contestan, 'ah sí, yo también'". *mueca*

"A veces, pretendo que me gustan imágenes feas, solo porque quiero que lo sigan intentando".

"A veces siento que mi trabajo es una basura y me pregunto qué estoy haciendo".

"No vivo en NYC, pero le digo a todos que sí para que trabajen conmigo".

"Hay muchos 'habladores' que no tienen ningún cliente real".

Artículo traducido por Gabriela Enríquez

Sigue leyendo -> En esta mega batalla, los luchadores se enfrentan con lienzo y pincel