Tarantino se niega a ser intimidado por la policía

Quentin Tarantino, cuya última película, The Hateful Eight, se estrenará el 25 de diciembre en Estados Unidos, se ha visto envuelto en una polémica que podría resolverse a favor de las autoridades.

El origen del problema son las declaraciones que hizo director acerca de la brutalidad policial en Nueva York, el pasado 24 de octubre. Tarantino declaró:

 

"Soy una persona con conciencia y, cuando veo un asesinato, no puedo quedarme callado. Al asesino tengo que llamarlo por su nombre, y a los asesinos tengo que llamarlos por sus nombres."

 

Publicité

Desde entonces, distintos sindicatos de policías de todo el país, desde Nueva York a Los Ángeles hasta Filadelfia, han llamado al sabotaje de las películas del icónico director; incluyendo su próximo estreno. Diez días más tarde, durante una entrevista con el LA Times, el director americano ha respondido firmemente a sus detractores:

Tarant

(Foto: Los Angeles Times)

El director de Tiempos violentos dijo en tono tajante:

Publicité

 

"Es obvio lo que están haciendo. En lugar de lidiar con los incidentes de brutalidad policial que es estaban provocando, en lugar de examinar el problema de brutalidad policial en este país, me apuntan con el dedo, y su mensaje es muy claro: callarme, desacreditarme, intimidarme, cerrarme el pico. Y aún peor y más importante: amedrentar a cualquier otra celebridad que comparta esta opinión."

 

"Una gran falta de sensibilidad"

Al ser cuestionado por el Californian daily, el lugarteniente Craig Lally, en representación del LAPD, asegura que el público va a ignorar el estreno de The Hateful Eight a consecuencia de la polémica. Según su opinión, Tarantino ha mostrado "una gran falta de sensibilidad" refiriéndose a algunos agentes de policía como "asesinos", solo cuatro días después de que un policía fuera asesinado en East Harlem.

El jefe del LAPD, Charlie Beck, declaró que el director "no entiende la naturaleza de la violencia" a la que los agentes han de enfrentarse cada día. Y continúa diciendo que "el señor Tarantino vive en un mundo de fantasía; así es como se gana la vida. Sus películas son extremadamente violentas, pero él no entiende nada de la violencia real… Desafortunadamente, confunde el uso legal de la fuerza con el asesinato, y está equivocado."

Publicité

Ahora solo queda ver si los seguidores del director se unirán al boicot o no.

Sigue leyendo -> Un video como tributo al cine de Quentin Tarantino

By Valentin Le Roux, published on 05/11/2015