California ha prohibido definitivamente la venta de Foie Gras

 

(© Nicolas Tucat/AFP)

Después de lograr prohibirle a las tiendas de mascotas la venta de animales provenientes de criaderos, California ha conseguido un nuevo hito en la defensa de los animales. La Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos ha confirmado la prohibición del foie gras en dicho estado, poniéndole fin a una larga batalla legal entre los grupos defensores de los derechos animales y los defensores del platillo gourmet.

Después de años de disputa, la Corte finalmente rechazó la apelación presentada por los productores de foie gras contra una ley que prohibía la venta de productos obtenidos a costa de sobrealimentar a la fuerza a patos o gansos para agrandarles el hígado. Esta ley, promulgada en 2004 en California, implica una multa de 1000 dólares a quien no la respete. Inicialmente, entró en vigor en 2012, pero fue suspendida en 2015 y llevada a juicio en 2017.

Un grupo de productores de foie gras de Canadá y Nueva York y un restaurantero californiano defendieron el platillo frente a los tribunales, argumentando que "éste es posiblemente el alimento más difamado (e incomprendido) del mundo". Además, sostuvieron que un estado no podía prohibir un producto autorizado a nivel federal.

"Un asalto a la tradición francesa"

Los productores recibieron el apoyo de Francia, que calificó esta ley como "un asalto a la tradición francesa", pues el fino platillo forma parte de la herencia gastronómica y cultural del país. Si bien definitivamente es un tema sensible, este lunes la corte desechó la apelación sin explicación alguna.

La ley no podía volverse a aplicar hasta que el juicio acabara, pero con este desenlace, nuevamente ha entrado en vigor. "Esta victoria para los animales es el resultado de los incansables esfuerzos de los activistas de los derechos animales, que se oponen a la industria arcaica del foie gras", compartió PETA en un comunicado de prensa.

Artículo traducido por Gabriela Enríquez

Sigue leyendo -> Pese al gobierno de ultraderecha, Austria celebra su primera boda gay