featuredImage

H&M celebra la diversidad femenina en una campaña más inclusiva

El género binario es una forma restrictiva de ver el mundo, ¿no te parece? Cuando te dicen que debes parece y actuar según lo que te cuelga (o no) entre las piernas -una característica trivial en los humanos- es otro modo de politización y monitorización del patriarcado social sobre el cuerpo de la mujer

Las mujeres deben ser recatadas, compuestas, sumisas, delgadas, inteligentes (sin intimidar), poderosas (sin ensombrecer a los hombres) y llevar unas piernas bien depiladas cuando las crucemos elegantemente al sentarnos. Eso es lo que se concibe como ser una "dama". Ahora, H&M ha puesto patas arriba ese prejuicio.

You don't need long hair to be a lady (Photo: H&M)

No hay que tener pelo largo para ser femenina (Foto: H&M).

En su video de la campaña de otoño, la marca textil sueca exhibió a modelos rebeldes e influyentes para redefinir el concepto de "ser una dama" y -spoiler alert- no tiene nada que ver con los dones y los modales.

H&M renueva la idea como "entretenida, con ideas claras, alternativa y sin miedo". Y añade: "rebelde, independiente y libre de espíritu".

El anuncio incluye a la fundadora de Gurls Talk founder Adwoa Aboah, la modelo transexual Hari Nef, la actriz Lauren Hutton, la boxeadora Fatima Pinto, la modelo indio-británica Neelam Gill y la diseñadora Pum Lefebure, entre otras – todas al ritmo de una versión de Lion Babe de la canción "She's A Lady" de Tom Jones.

Mostrando las siluetas de la temporada inspiradas en los 70s, los diseños florales y pantalones de traje, las mujeres que aparecen en la nueva campaña celebran la belleza y feminidad en grandeza de su diversidad. Casi todos los tipos de cuerpo, cabello, edad, preferencia sexual y etnia se ven reflejados, demostrando que H&M está dispuesta a incorporar y representar la diversidad en todas sus formas.

You don't need to be thin to be a lady (Photo: H&M)

No hay que ser delgada para ser femenina (Foto: H&M)

Las mujeres muestran lo que verdaderamente supone ser una dama, desechando la narrativa tradicional en favor de actos poco "femeninos", como sacarte comida de los dientes en la cena, usar un cuchillo como espejo, sentarse como un hombre en el transporte público, alardear de su vello corporal, liderar de forma autoritaria una reunión o simplemente ser ellas mismas en general.

El tono del clip (y el uso de la canción, que fue considerada misógina por algunos en su día), representa cómo se está reivindicando la feminidad en la actualidad.

No quiere decir que mostrar a las mujeres como son sea una noción feminista, pero en una cultura que politiza casi todos los aspectos de la vida de las mujeres, mostrar a mujeres haciendo lo que quieren, con el aspecto que deseen y siendo personas más que seres ideales, es revolucionario.

Moraleja: no importa cuál sea tu cuerpo, edad, identidad sexual, color de piel o tipo de cabello; todas somos mujeres.

 

 

 

 

Sigue leyendo -> Un primer vistazo a la brillante y atrevida colaboración de H&M y Kenzo

By Olivia Cassano, published on 19/09/2016

Copié