Kanye West invirtió 10 millones de dólares en transformar un volcán en obra de arte

 

© Roy Rochlin/Getty Images

Por si no estuviera suficientemente endeudado (de unos 46 millones de euros), Kanye West sigue derrochando. Su último capricho: invertir 10 millones de dólares en un proyecto de arte contmeporáneo, el Roden Crater Project de James Turrell, que inició empezó a principios de los años 70.

James Turrell no necesita presentación. Sus instalaciones neones, que llaman la atención desde el 2015, lo han llevado a incursionar en el mundo de la música. La escenografía del video "Hotline Bling" de Drake está inspirado en su trabajo, incluso cuando el artista no participó directamente en él. Kanye West decidió desembolsar la suma para la Turrell Art Foundation luego de haber visitado el sitio en diciembre pasado, que calificó en un tweet como "abrumadora".

¿Qué es el Roden Crater Project?

Desde 1972, James Turrell ha deseado investir en el Cráter Roden, un cráter volcánico ubicado en el suroeste del Desierto Painted en Arizona. "Es un sitio en el que […] tienes la impresión de pararte en la superficie del planeta"confiesa Turrell en su sitio web. Tiene 46 años que el artista se da a la tarea de transformar el cráter en una obra de arte a gran escala, a través de dramáticos juegos luminosos.

Esta obra reflejará los colores del desierto y se materializará en caminos, piezas, túneles y vistas al cielo desde el interior y la superficie del cráter. El cráter servirá también como observatorio celeste. 

El volcán del Desierto Painted. (© James Turrell)

La profundidad del cráter alterará la percepción del cielo:

"Algunos cuartos ubicados al interior del cráter nos permitirán ver y medir el paso del tiempo a través del movimiento de las estrellas y los planetas. Otros espacios revelan la naturaleza más subjetiva de nuestra relación humana con el tiempo, la luz y el espacio - lo espectacular del amanecer y anochecer y la sensación de luz como substancia inmaterial.

El cráter Roden muestra el cielo y el tiempo y apela a nuestra propia visión, más que la del artista", explica Michael Govan, director del Museo de Arte de Los Ángeles.

Un ambicioso proyecto, de gran espectro que recuerda el "tiempo geológico", y en el que Kanye West no dudó en participar. Al igual que el personaje de Neil Armstrong en First Man de Damien Chazelle, cuando arrojan el brazalete de su difunta hija en un cráter lunar, Kanye West y James Turrel arrojarán su genialidad en un cráter terrestre. ¡Épico!

Artículo traducido por Ileana Muñoz

Seguir leyendo -> Y los nominados a los Premios Oscar 2019 son...

Rédactrice en chef de Cheese et ex-Sorbonnarde, on ne m’a pas demandé si j’aimais le fromage avant d’arriver ici. Mais j'aime bien le fromage, donc tout va bien.