De hacer la limpieza a fotógrafa profesional, la fabulosa historia de Xyza Cruz Bacani

A los 19 años, Xyza Cruz Bacani se fue de las Filipinas y se convirtió durante diez años en ama de llaves y camarista en Hong Kong. Durante este periodo desarrollo su pasión por la fotografía, aprovechando su día de descanso a la semana para tomar fotografías en las calles de Hong Kong y particularmente, de las personas y los trabajadores domésticos extranjeros.

Fue precisamente su trabajo sobre la vida de los trabajadores extranjeros y los abusos de los que son víctimas, lo que le ha valido reconocimiento internacional. En 2014 el fotógrafo documentalista Rick Rocamora se topó con sus fotografías y decidió dedicarles un artículo en el New York Times, según señala Ejinsight. Esta cobertura mediática influyó en su carrera como fotógrafa.

En 2015 participó en el programa de la fundación Magnum por la fotógrafía y los derechos humanos. En éste, tuvo la oportunidad de pasar seis semanas en Nueva York y concentrarse en un problema propio de esta ciudad. Cruz Bacan recibió también una beca que le permitió estudiar fotografía en Estados Unidos. Fue a partir de este momento que dejó su trabajo como camarista.

Fotografía documental poética

Sus escenas en blanco y negro han conquistado muchas publicaciones. Actualmente es fotógrafa freelance y colabora con el New York Times y el South China Morning Post, entre otros. Mucho antes de que iniciara formalmente su carrera profesional, la periodista Kerri MacDonald presentó a Xyra Cruz Bacani en un artículo para Lens, la sección de fotografía del New York Times :

"Cámara en mano, la 'niñera preferida' se convierte en 'lobo solitario' o 'gato callejero'. Cuando utiliza su teléfono para tomar fotografías de incógnito, se convierte en ninja."

La fotógrafa juega con la luz la cual acecha casi como si fuera un depredador: "Desde que la luz aparece, hay que presionar el botón del obturador. Si no, desaparece". Captura las calles de Hong Kong "que no duermen jamás", según ella misma. Sus composiciones oscilan entre la energía hilarante y la calma y capturan emociones en miradas, gestos y acciones cotidianas.

 

Seguir leyendo -> Guillaume Wilmin fotografía a los boxeadores en pleno entrenamiento