Un director de casting justifica el 'whitewashing' diciendo que 'los asiáticos no son expresivos'

 

Lucy Liu en Kill Bill. (© Miramax)

Todo comenzó con un artículo de Paste que subrayaba la invisibilidad de los asiáticos en Hollywood, constatando que en 2017, los actores de origen asiático no han estado muy presentes en la pantalla. Incluso cuando identificamos perfecto al inigualable Gordon Liu y a la carismática Lucy Liu en Kill Bill, o recordamos los golpes de Bruce Lee y Jackie Chan, el problema es recurrente, además de que es muy triste que la representación asiática en Hollywood se limite a un puñado de estrellas.

Dada esta situación, la periodista Kenneth Lowe nos recuerda que el whitewashing sigue siendo un mal muy presente en Hollywood. Sin importar las especificaciones del guión y el contexto de la película, el 77% de las audiciones buscan específicamente a actores blancos.

Para profundizar más en el tema, la periodista cita a la socióloga Nancy Wang Yuen, quien en su obra Reel Inequality: Hollywood Actors and Racisme menciona la visión (muy limitada) de un director de casting que prefirió permanecer en el anonimato:

"Yo trabajo con mucha gente diferente, y los asiáticos suponen un verdadero reto porque la mayoría de los directores de casting sienten que no son muy expresivos. No muestran sus emociones... Si es para que aparezcan frente a una computadora o para interpretar científicos no hay problema alguno, pero si se trata de un papel en donde verdaderamente tienen que hacer una actuación, es un desafío".

Fatal. Por supuesto, las redes sociales, particularmente Twitter, han respondido con el hashtag #ExpressiveAsians. Maurene Goo, una novelista estadounidense de origen asiático, está a la cabeza de esta pequeña protesta en la red, aunque desde el 8 de septiembre, muchas personas se le han unido.

Artículo traducido por Gabriela Enríquez.

Sigue leyendo -> Fail: la nueva versión de 'Aladino' añade un príncipe blanco a su reparto