Le pedimos a los expertos analizar la curiosa psicología del caso de las fotos de penes no solicitadas

Recientemente llegué a una cumbre importante en mi carrera como periodista femenina de presencia notable en la red: me mandaron mi primera foto no solicitada de un pene.

Las mujeres- especialmente las feministas- conocen a la perfección el acoso online, ya sea algo rutinario como hombres prepotentes que nos hablan de manera condescendiente y que de prostitutas no nos bajan, hasta casos serios como amenazas de violación y hasta de muerte. En un punto en medio de todo esto, yace el curioso fenómeno de las FPNS (fotos de penes no solicitadas).

Es una táctica común usada para intimidar y silenciar a mujeres en al red-si te empiezas a salir del corral, comúnmente quedas expuesta a ser agredida verbalmente con lenguaje o imágenes sexuales. No necesitas buscar mucho, sólo checa la sección de respuesta del Twitter de cualquier mujer de perfil alto para tener una vistazo a la clase de lenguaje que tienen que soportar en su vida diaria.

Breaking down the curious psychology of unsolicited dick pics

Representación de lo que es ser una mujer en internet (via GIPHY)

El perpetrador de mi primera FPNS me mando un mensaje n Facebook para compartirme lo acongojado que estaba cuando leyó mi artículo acerca del #UnderboobChallenge. No fue solamente el ser saludad a las 7 am por un rígido, venudo “casi me da un latigazo” pene, si no más bien fue le hecho de que esta persona se tomó la molestia de buscar mi perfil de Facebook – el cual está casi completamente privado- sólo para decirme que no estaba de acuerdo conmigo (y su pito tampoco, se notaba totalmente encabronado) .

Yo he tenido un complejo con las FPNS desde que se convirtieron en un tema que discutimos todos los días: me asusto recibir uno. Cuando finalmente lo recibí, me sentí  completamente decepcionada. Para ser claros, no soy la clase de chica que se tapa la boca con horror cada vez que ve una foto clasificación R.  He visto penes antes –he visto varios de hechos- y ver un pene en pantalla no fue lo que me conmocionó. Más bien, estaba confundida  con el hecho de porque alguien me mandaría una foto de sus genitales sin haber recibido señal alguna de que esta sería bienvenida.

 

Breaking down the curious psychology of unsolicited dick pics

Yo, cuando recibí mi primer FPNS (via Tumblr)

Pero, ¿por qué?

Mandar FPNS es usualmente una manera de los hombres de afirmar su poder al hacer un mujer avergonzarse. Mucho de estos tipos han tenido problemas para conseguir la atención de una mujer, están frustrados sexualmente, y el mandar una foto de su pene es una manera segura de obtener una reacción. Es la manera más obvia de gritar: ¡MÍRAME, PÓNME ATENCIÓN!, sin tener que verbalizar las palabras.

La llegada de apps “manda y borra” como Snapchat ha hecho el intercambio de la desnudez aún más complicado, y de muchas otras maneras, lo ha hecho algo normal. La FPNS, de hecho, se han convertido en una marca de la cultura pop – una especie de atajo para atención no requerida. Laurel House, una especie de entrenadora romántica (y con un largo historial en citas en línea) está de acuerdo.

“Cuando recibes fotos de penes mientras estás intentando salir con alguien vía internet, sabes inmediatamente que ese tipo sólo quiere divertirse contigo.”

Las apps para salir definitivamente han incrementado la cultura de fotos de penes. El estilo de citas que se concretan con apps es muy casual, de gratificación inmediata, y de comunicación vía mensajes. Permite muy fácilmente fotos y mensajes sin sentido, espontáneas, y con una tendencia a que te arrepientas.

Los hombres están sedientos, y la citas online pueden ser frustrantes para cualquiera de ellos-también para las mujeres-¿pero has notado como ninguna de ellas te manda fotos borrosas de sus vulvas? Por esto, algunos hombres reaccionan de manera horrible. ¿No les contestas sus mensajes? Te empiezan a hablar de manera condescendiente o te llaman perra. O te mandan una foto de sus penes, ¡por que eso nos va a enseñar lo que nos estamos perdiendo!

Para algunos hombres, sus penes hablan de sexo puro, mientras que para otros “mi pene es mi espada y lo ven como una manera perversa de probar algo”, me comenta  Jonathan Alpert, terapeuta d parejas, psicólogo y autor.

Breaking down the curious psychology of unsolicited dick pics

Normalmente ni son tan grandes... (via Tumblr)

Algunos hombres mandan fotos de penes cuando están enojados, como una forma de agresión, de afirmación, y para mostrar dominio”, agrega House.

No hay manifestación más patética que esta sobre el ego masculino. Aun si no lograron meter su pene en una mujer, esta es su propia forma retorcida de creer que estuvieron muy cerca.

Mensajes de texto sexuales vs. Acoso

Muchas mujeres disfrutan tomarse fotos desnudas y mandarlas, así como recibirlas -está bien, tómense las que quieran-, peor yo estoy hablando de un problema muy especifico: el equivalente online a un exhibicionista en el metro. Cuando una mujer recibe FPNS, se siente como estar expuestas aun pervertido masturbándose tras un abierto, en vez de ser obsequiadas con porno gratis. Si una mujer viera a un exhibicionista en la calle, llamaría inmediatamente a la policía, es un asalto visual, pero con FPNS, como en la mayoría de los casos de acoso virtual, la policía no hace nada.

La sexóloga y directora del Centro para Sexo y Cultura en San Francisco, la Dra. Carol Queen, me dice que el uso ostentoso de las fotos de penes cuando se está coqueteando es un intento amistoso, pero cuando es usada como acosos, el hombre sabe que será interpretada como un insulto.  Tal vez es una forma extravagante de mostrar una amenaza, como un mono en Discovery Channel aullándole a un rival.

Así que en su peor interpretación, las FPNS son acosos sexuales usadas para intimidar, amenazar, y enervar. En su mejor punto, es la confusión de un hombre tratando de descifrar que excita a una mujer. La mayoría de la veces, simplemente son muy aburridas.

De acuerdo a un estudio de Match.com, las foto sexuales mandadas por hombres son la cosa que menos excita a las mujeres, pero el 45% de la mujeres dicen que han recibido foto clasificación R de hombres en internet Los sitios de cita son ofrecen estudios acerca de fotos requerida y no requerida, pero anecdóticamente, es seguro decir que muchas de estas fotos no fueron bienvenidas.

Y esto es por que las mujeres no encuentran a los penes visualmente placenteros.  Nunca en a historia de la humanidad ha sucedido esto:

Mujer #1: “Amiga, ¡me acosté con Joe ayer en la noche!”

Mujer #2: “Dios mío, ¿y tenía un pene hermoso?”

Nunca. A menos que tu pene sea el equivalente a Ryan Gosling, ninguna mujer se molestará en verlo. Biológicamente hablando, estudios han encontrado que las mujeres se excitan más con imágenes mentales y emocionales, más que sexuales, mientras que en l 2004, la Universidad Emory mostró que los hombres mostraban una reacción mucho mayor en la actividad celebrar en respuesta a la misma imágenes mostradas a mujeres.

"Descubrimos que el cerebro masculino tiene a procesar estímulos sexuales de manera diferente", dijo el investigador Stephan Hamann  de acuerdo al  Science Daily. Esto significa que la manera en que los hombres aprecian fotos sexy, no se relaciona en como las mujeres ven fotos de penes.

Breaking down the curious psychology of unsolicited dick pics

No eres la única, Amy (via Tumblr)

Hay una verdadera añoranza entre los hombres, e incluso una creencia, que la mujeres estarán igual de interesadas en este tipo de afirmaciones sexuales, y la verdad es que probablemente las mujeres no están en este mismo canal; algunas son permisivas acerca del tema, peor muchas se ofenden, lo cual hace que estos trolls usen esto como una especie de asalto”, agrega Queens.

Cuando se trata de desnudos y mensajes sexuales, tiene que ver un acuerdo abierto y placentero de las dos partes.-y esto requiere comunicación por medio de palabras, no por medio de órganos reproductivos. Un FPNS puede aun así ser asqueroso aunque provenga de un novio o  de alguien con quien estás saliendo si no estás en ánimos de recibirla, pero perdonable y entendible. ¿Una foto de un completo extraño sólo porque existes como mujer en la web? Siniestro y violento.

Emily Sears, una modelo con 2.3 millones de seguidores en Instagram, llegó a los titulares cuando reveló que recibe una foto de penes al menos una vez al día de gente extraña en redes sociales, las cuales comúnmente están acompañadas con mensajes inapropiados (emoji de disgusto aquí). Consternada por el constante acosos, ella ideo un plan para vengarse de los tipos que le mandan fotos con pésima iluminación de sus paquetes: ella contactó a las novias de estos hombres y les informo de las actividades extracurriculares de sus parejas.

Es un gran plan si tienes millones de followers en Instgaram, pero si eres una chica normal, lo mejor es ignorarlo y bloquearlo.

Sólo pregunta

Hay un algoritmo muy simple para ayudar a los hombres a determinar si deberían mandar una foto de su cosa a otra persona: si te pidieron una, vas. Si no, guárdalo en tus pantalones.

“La pregunta real que yo tengo, y de la cual no tengo respuesta. Es si aun así el hombre mandaría una foto de su pene en ambas circunstancias, o si existe un hombre  sólo juega con este “coqueteo amistoso” vs  “se que odias esto y te estoy jodiendo”, pregunta Queen.

En conclusión: Las FPNS, tal como el Triangulo de las Bermudas o el caso de Steven Avery, es un fenómeno sin solución del  mundo moderno. Suceden, y desafortunadamente, seguirán sucediendo hasta que le mundo estalle en llamas pro el calentamiento global, o los alienes se apoderen de nosotros.

*Probablemente, ahora voy a ser bombardeada con fotos de penes.

Sigue Leyendo -> ¿Cuándo debemos pintar la raya entre el acoso y el romance?