La pizza napolitana ha sido declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

El arte de la pizza napolitana es una combinación entre un saber hacer culinario y una serie de gestos únicos. Su preparación requiere una cuidadosa selección de ingredientes y mezcla de sabores, una cocción precisa y, sobre todo, una gran maestría en el girado de la masa en el aire antes de combinarla con el resto de los ingredientes. 

Por eso, el documento de candidatura italiano subraya que esta técnica es una asociación de "canciones, sonrisas, técnica y espectáculo" que data del sigo XVI... todo un tesoro cultural.

Esta declaración es una verdadera victoria para Italia, que considera este reconocimiento un gran paso en la protección de su patrimonio gastronómico y vitícola. 

Artículo traducido por Gabriela Enríquez.

Sigue leyendo -> Pizzas flotantes, o la primera fiesta de pizzas en el espacio