La música que escuchabas cuando tenías 14 años te seguirá toda tu vida

"La secundaria es un periodo oscuro de mi vida que prefiero olvidar." ¿Te suena? Seguro lo has dicho alguna vez. Sin embargo, aunque digas no extrañarlo, un estudio reciente acaba de confirmar que hay algo que nos marca profundamente durante nuestra adolescencia y nos acompaña hasta la edad adulta: la música.

Seth Stephens-Davidowitz, periodista y economista del New York Times es el autor de esta teoría. Basándose en las bases de datos de Spotify, el periodista determinó la popularidad de una canción en función de la edad y el sexo de quienes la escuchan. Comparó los éxitos de Billboard entre 1960 y el 2000 en función de la edad que tienen ahora los más fervientes seguidores de estas canciones y la edad que tenían cuando eran éxitos en la radio.

Descubrió que los hombres encuentran sus canciones preferidas alrededor de los 14 años y las mujeres a los 13 años. Además, constató que la influencia de la infancia era más fuerte en las mujeres que en los hombres y que los años clave para determinar el gusto musical de una persona son precisamente los de la pubertad.

No es sorprendente si consideramos que esos son precisamente los años de búsqueda de identidad y ¿qué mejor forma que encontrarse a uno mismo que a través de la música?

Las cifras hablan por sí mismas

Seth Stephens-Davidowitz decidió demostrar su teoría con la canción "Creep" de Radiohead. Según los datos de Spotify, es la canción número 164 dentro de las más populares entre los hombres de 38 años, quienes tenían 14 años en 1993, cuando salió la canción.

Si observamos lo que sucede con los usuarios diez años más grandes o diez años más chicos, veremos que la canción ni siquiera figura en su top 300. "Es una tendencia constante", asegura el periodista. La ciencia de las cifras ha hablado.

Si tienes catorce años, es muy posible que la música que escuchas ahora te acompañará toda tu vida. Y para los que ya están un poco más grandes, sólo basta mirar un poco hacia atrás para darse cuenta que los gustos de la pubertad no se han ido a ningún lado.

Artículo traducido por Ileana Muñoz

Seguir leyendo -> Facebook finalmente ha decidido poner a prueba el botón de 'No me gusta'