Investigadores intentarán salvar al rinoceronte blanco del norte con embriones híbridos

 

(© Pixabay)

La muerte de Sudan, el último ejemplar macho del rinoceronte blanco del Norte, en marzo de este año afligió al mundo entero. Con solamente dos hembras restantes en cautiverio en Kenia, la reproducción natural de la especie se volvió imposible tras la partida de Sudan. Si bien antes de su muerte se llevaron a cabo varios intentos de procreación, todos fracasaron.

Ahora, en un último esfuerzo por salvar a esta subespecie, un grupo de investigadores intentará la fecundación in vitro. Los científicos anunciaron este proyecto en la revista Nature Communications el pasado 4 de julio. Después de años de investigación y esfuerzos, el grupo finalmente está listo para llevar a cabo el procedimiento.

Como las dos hembras de rinoceronte blanco del norte son ya mayores, el procedimiento no se realizará con ellas. La extracción de óvulos se realizó, más bien, con hembras de rinoceronte blanco del sur. Éstos óvulos fueron fecundados con líquido seminal de rinoceronte blanco del norte, recolectado a lo largo de quince años antes de que los ejemplares machos murieran. Estos embriones híbridos, entonces, serán implantados en una rinoceronte blanca del sur para una gestación subrogada. 

Para los que se preguntan cuál es el empeño y la importancia de salvar a esta especie, Thomas Hildebrandt, a la cabeza del equipo de investigadores, responde sin titubeos:

"Nosotros los humanos hemos matado a una especie en un hábitat natural muy frágil. ¿Por qué es importante salvar al rinoceronte? Este animal es el último eslabón de un complejo sistema biológico.

Sus heces producen el alimento de millones de insectos. Es como el arquitecto de un paisaje en el que decenas de especies dependen de él".

Artículo traducido por Gabriela Enríquez

Sigue leyendo -> ¡Buena noticia! La barrera de arrecifes de Belice ya no está en peligro de extinción