Esta start-up está desarrollando popotes comestibles para salvar los océanos

Por inofensivos que nos hayan parecido durante años, ahora todos estamos conscientes de que los popotes de plástico tienen un impacto desastroso para nuestro planeta.

Los popotes, al igual que muchos otros desechos plásticos, llegan a los mares y océanos y, muchas veces, terminan en el estómago de algún pobre pez que se traga estos contaminantes por accidente. Por ello, este aditamento innecesario para tomar líquidos ha estado bajo fuego en años recientes y han surgido varias campañas que invitan a acabar por completo con el uso del popote.

Sin embargo, una start-up ha creado una solución para permitirnos seguir tomando nuestros cocteles con popote sin causarle ningún daño al planeta: los popotes comestibles.

(Imagen: Danielle Macinnes/Unsplash)

Esta compañía, llamada Loliware, está desarrollando actualmente un popote biodegradable que puedes comerte una vez que te acabas tu bebida o añadirlo a una composta junto con otros restos alimenticios.

Como explica Chelsea Briganti, una de las fundadoras de la compañía, esta podría ser la solución perfecta para los consumidores:

"Le estamos dando al consumidor una solución a la crisis de los popotes de plástico al mismo tiempo que les ofrecemos conservar la divertida experiencia de tomar con popote. No se trata de un sacrificio, se trata de poder divertirse y ser consciente al mismo tiempo".

Los popotes de la siguiente generación están hechos a base de algas, por lo que se les puede añadir sabor y están diseñados para darle un toque especial a tu bebida fría. Tienen una caducidad aproximada de 24 meses y, si no deseas comértelos, se descomponen al igual que otros restos de comida. De hecho, si los mantienes en líquido, se disuelven en 24 horas.

Loliware anticipa que estos popotes que "se sienten como plástico" serán un éxito en eventos que actualmente utilizan muchísimos popotes plásticos, como conciertos, estadios y cafés. De momento, la compañía tiene planeado lanzar popotes sabor caramelo, mango o chocolate.

Si acaso necesitas más argumentos para convencerte, solamente recuerda que diariamente se tiran más de mil millones de popotes y alrededor de un millón y medio de animales marinos mueren cada año a causa de ingesta de plástico.

Descubre más sobre esta iniciativa aquí. Si te interesa hacer un donativo, puedes apoyar la campaña Kickstarter.

Artículo traducido por Gabriela Enríquez.

Sigue leyendo -> Kenia logra trasplantar corales en sus arrecifes destruidos