De acuerdo con un nuevo estudio, comer despacio te ayuda a bajar de peso

 

(© Unsplash/Jay Wennington)

Un nuevo estudio japonés, publicado en BMJ Open, ha establecido que existe una relación entre perder peso e ingerir lentamente nuestros alimentos, en vez de engullirlos de un solo bocado. Resulta que hacer más lento el ritmo de masticación y consumo de nuestra comida podría ayudarnos a bajar de peso a lo largo de los años. Para comprobar la teoría, los investigadores estudiaron los hábitos alimenticios de 60.000 personas con diabetes a lo largo de seis años. Durante este tiempo, los participantes respondían a ciertas preguntas cada determinado tiempo para revelar sus hábitos de sueño, consumo de alcohol, horarios para desayunar, comer y cenar, etc.

Existe un vínculo entre la obesidad y la velocidad a la que comemos

El estudio identificó que el aumento o pérdida de peso variaba en razón de la velocidad a la que los participantes comían sus alimentos. Aquellos que comían a un ritmo "normal", tenían 29% menos probabilidad de ser obesos que los que comían rápido. Los participantes que comían despacio tenían 42% menos de posibilidad de padecer obesidad. Los investigadores también destacan que las personas que alentaron su ritmo de consumo durante el experimento bajaron de peso.

No es ningún secreto que masticar bien nuestros alimentos en bueno para nuestra salud. Sin embargo, estos resultados deben interpretarse con cuidado. Los participantes no comían los mismos alimentos y no siempre recordaban con exactitud cómo habían ido evolucionando sus hábitos alimenticios.

Artículo traducido por Gabriela Enríquez

Sigue leyendo -> Según un estudio, tu hambre nocturna se debe principalmente al estrés