De por qué esta edición 71 de Cannes es histórica para las mujeres

 

El 12 de mayo durante el Festival de Cannes. (© Venturelli/WireImage/Getty)

Durante mucho tiempo, en una industria del cine que parecía no darles su lugar, las mujeres se contentaron con una enorme falta de oportunidades y un gran problema de falta de representación. El contexto actual ha tomado consciencia del problema y la situación ya no es aceptable. 

A principios del año, un estudio del Centro Nacional de Cinematografía en Francia reveló que las mujeres reciben una remuneración considerablemente menor a la de los hombres en la industria del cine (- 42 % para las directoras y - 38 % para las productoras). Por si esto fuera poco, tienen un acceso inferior a puestos de poder y raramente se benefician de medios a la altura de sus ambiciones (los presupuestos de sus películas son bastante menores que las de los hombres). Una problemática que también encontramos frente a las cámaras en donde las actrices mayores de 50 años sólo obtienen el 6% de los papeles.

Si la falta de igualdad salarial forma parte del paisaje cinematográfico actual, las mujeres finalmente han decidido denunciar la situación. El Festival de Cannes es precisamente uno de estos espacios en donde esperamos que el avance sea irreversible. 

Un llamado a la igualdad salarial

El pasado sábado 12 de mayo, 82 mujeres caminaron con los pies descalzos por la alfombra roja del Festival de Cannes exigiendo igualdad salarial. Esta cifra corresponde al número de cineastas mujeres cuyo trabajo ha sido presentado en Cannes desde la creación del festival en 1946 (contra 1 688 de los hombres).

Este año no hay más que tres mujeres en la selección oficial (la francesa Eva Husson por Les Filles du soleil, la italiana Alice Rohrwacher por Feliz como Lázaro y la libanesa Nadine Labaki con Capharnaüm) de los 21 films seleccionados. Una situación poco sorprendente si consideramos que la Palma De Oro sólo ha distinguido a una directora desde 1946: Jame Campion por La lección de piano en 1993 (un premio que tuvo que compartir con el director chino Chen Kaige, reconocido por Adiós mi concubina).

¿La culpa es del Festival? No completamente. Más bien se trata de una falta de igualdad histórica en el medio cinematográfico - que afortunadamente empieza a combatirse.

Guiadas por la presidenta del jurado de esta edición 71, la talentosa Cate Blanchett, y los otros miembros femeninos, las actrices, directoras y productoras presentes en el Festival exigieron igualdad. Acompañada por Agnès Varda, la actriz australiana pidió igualdad salarial:

"Lanzamos el desafío a nuestros gobiernos y los poderes públicos para aplicar las leyes de igualdad salarial. Retamos a nuestras instituciones para organizar activamente la paridad y la transparencia en las instancias de decisión. Exigimos igualdad y diversidad en nuestros ambientes profesionales." 

Un primer paso

Hicieron falta sólo un par de días del Festival de Cannes para que las reacciones a la marcha femenina comenzaran: el lunes 14 de mayo se convirtió en el primer gran festival en firmar un acuerdo de paridad hombres entre mujeres en los festivales de cine.

El documento será propuesto a todo el conjunto de manifestaciones internacionales que celebran el séptimo arte. Busca hacer "transparente la lista de miembros de los comités de selección y programadores" con el fin de llevar un proceso transparente. 

Además, el documento propone que se analicen los films seleccionados en términos de género con el fin de respaldar las decisiones con cifras reales así como establecer un "calendario de transformación de instancias directivas en los festivales para lograr la perfecta paridad".

Este documento pretende ser un primer paso en favor de las mujeres y lograr mayor igualdad a futuro. 

Hace seis meses, el caso Weinstein liberó la voz de miles de mujeres con respecto al sexismo en todas sus formas. Sus voces han sido escuchadas. Esperamos que resuenen durante mucho tiempo.

Artículo traducido por Ileana Muñoz

Seguir leyendo -> Checa 'Come Swim', el primer cortometraje de Kristen Stewart