Checa el legendario show de Beyoncé en Coachella

Para el segundo día del festival Coachella, el sol californiano se eclipsó para darle su lugar a una luz aun más intensa, la de Beyoncé. Tan sólo unos meses después de haber dado a luz, la diva dio un show espectacular de una duración de 1 hora con 45 minutos. 

Además de ser la primera artista negra en estar en el cartel del famoso festival, Queen B triunfó a lo grande. ¿Su secreto? Una escenografía y un set list increíbles, pero sobre todo, invitados de lujos y el reencuentro del épico grupo, Destiny’s Child.

Beyoncé entró al escenario con su éxito "Crazy in love", y desde ahí se ganó al público. Sin embargo, nadie estaba preparado para lo que vendría después. Unos instantes después del inicio con fanfarrias, la reina sorprendió a todos con dos invitadas de lujo en el escenario: Kelly Rowland y Michelle Williams, alias Destiny’s Child.

La familia primero

Para entender hasta qué punto este regreso fue todo un acontecimiento, basta recordar que las tres reinas del R’n’B se retiraron en 2004 con el disco Destiny Fulfilled. Frente a un público fascinado, el trío de divas interpretaron sus más grandes éxitos, de "Lose my Breath" hasta "Soldier",pasando por "Say My Name".

Reunidas en escena casi quince años después de su último disco y cinco años después de su último concierto en vivo en la final del Superbowl, las chicas de Destiny’s Child probaron que no han perdido nada de brillo.

Lejos de ser un simple come-back, todo el show de Beyoncé fue sensacional. Después de Michelle y Kelly, la diva compartió el escenario con su hermana Solange, y después con su esposo Jay Z. 

Este show pasará a la historia como uno de los más memorables de la historia de Coachella. Después de ser aplaudida por su público, Beyoncé fue homenajeada por la crema y nata del mundo de la música. Chance The Rapper, Janelle Monàe, Questlove, Kelly Rowland e incluso Lily Allen expresaron su admiración por la reina del R'n'B. No por nada la llamamos "Queen".

Artículo traducido por Ileana Muñoz

Seguir leyendo -> Cocinar para otros es bueno para la salud mental